miércoles, 2 de septiembre de 2015

Loco fin de mercado

¿Cómo es posible que un equipo con lo deberes hechos desde principios del verano tenga que ir al mercado en los últimas horas de éste?
¿Cómo es posible que haya tantas contrataciones en las últimas horas del mercado, sobre todo de jugadores con los que se lleva negociando varios meses?.
¿Cómo es posible que pasen cosas como lo que pasó con De Gea?

Lo que pasa en el último día de mercado es de chiste.

Pero me centro en lo que a mí me importa, que es el Sevilla FC. El último día fichamos a un central del que no habíamos oído el más mínimo interés en todo el verano. Eso mismo pasó hace 10 años con Dragoutinovic, pero es que en ese caso, nos quitaron al jugador en las últimas horas del mercado y demostramos tener una capacidad de respuesta impresionante fichando a un desconocido central que jugaba en el fútbol belga.

Ahora algunos dirán que ha sido igual, que se nos lesionó Carriço y que Monchi, sobre todo si sale bien, a vuelto a demostrar su capacidad de respuesta fichando a un jugador en horas.

Pero yo no lo veo así. Desde hace muchos días estamos diciendo muchos aficionados que había que fichar un central. Lo veíamos todos desde que vimos que en el partido de la Supercopa y después en el amistoso de Roma que Krychowiak no puede faltar en el mediocampo de este equipo.

Todo el mundo menos Monchi parecía ver que no podíamos afrontar tres competiciones con dos centrales de garantías, un tercero lesionado de gravedad del que no sabemos cómo evolucionará en los próximos meses por mucho que nuestro deseo sea que juegue en diciembre y un cuarto central que no convence a nadie. Todo el mundo pedía un central a gritos pues Carriço además es un futbolista de esos que llamamos de cristal, que se lesionan con facilidad.

Pero Monchi parece que no lo veía y si no es por la lesión de Carriço en el segundo partido de liga, no mueve ficha. ¿De verdad se ha fichado sólo por la lesión de Carriço? Y si ha sido así, ¿qué hubiera pasado si se lesiona hoy, con el mercado cerrado?.

Si Monchi nos hubiera oído, a lo mejor hubiera venido el italiano de todas formas por la lesión de Carriço, pero antes hubiera llegado un central de garantías y entonces aplaudiría esta rapidez de movimientos.
Hoy, viendo como se ha terminado el periodo de mercado abierto, estoy un poco desilusionado con la planificación.

Y luego está el debate de la portería. Beto nos puede gustar más o menos, supongo que nos referimos al del primer año y no al rendimiento que está teniendo éste. Pero todos sabemos la facilidad que tiene este portero para romperse y con el calendario tan exigente que tenemos, estoy seguro que nos vamos a ver en partidos importantes con Rico en la portería  y David Soria en el banquillo. Si esto es una buena planificación, que venga Dios y lo vea.

En definitiva no entiendo lo que ocurre en esos últimos momentos del mercado. Tanta planificación para que al final, prime la improvisación.

lunes, 31 de agosto de 2015

No se puede empezar peor

Estadio renovado y lleno, afición ilusionada con la plantilla, rival de los de tu liga, de esos con los que vas a pelear al final del campeonato. El año pasado, sin ir más lejos, empatamos ante el Valencia en el primer partido de liga y a la postre, el cuarto puesto se decantó de parte de ellos.

Pues ante un inicio que podía ser espectacular, no se podía empezar peor. 0-3, gol avarege para ellos y la sensación de tener más carencias de las que realmente tenemos.

El culpable para mí fue Emery, porque se equivoca, a mi entender, en dos momentos claves.
El primero al plantear el partido y darle la titularidad a un jugador que hace dos días que está en el equipo. Y es un error grave por dos motivos. El primero porque se carga a los dos delanteros actuales. Gameiro que lleva dos años a la sombra de Bacca, cumpliendo con goles cada vez que sale y que se ve relegado al banquillo nuevamente por un recién llegado. Y a Inmobile, porque ni siquiera lo lleva convocado. Mala gestión de la plantilla que puede tener consecuencias. El segundo motivo, porque con LLorente en el campo el Sevilla FC juega de distinta manera que con Gameiro y con Inmobile y dudo yo que el equipo tenga asimilado esa forma de jugar.
El segundo error, que con la lesión de Carriço vuelve a cometer el mismo error que comitió en la pretemporada y en la final de la Supercopa, poner a Krychowiak de central. Sr. Emery, está más que demostrado que el polaco tiene que estar en el centro del campo y que Banega y Kron Dheli no pueden jugar juntos de mediocentro. En cuanto eso ocurre, el Sevilla se descompone.

Pues aún así y pese a los dos errores de bulto del entrenador, el resultado de ayer me parece engañoso e injusto.

En la primera parte, el Atleti se dedicó a defender (de forma dura gracias a la permisividad del árbitro) y  el Sevilla fue incapaz de crearle peligro. Es verdad que el Atleti ganaría a los puntos pues consiguió lo que quería, maniatar al Sevilla, pero irse al descanso con 0-1 fue una injusticia. Lo típico del equipo madrileño. No hace nada por ganar el partido y en una jugada aislada se encuentra con un gol.

En la segunda, sin embargo, el Sevilla embotella al Atleti en su campo y le crea muchas ocasiones a un equipo que se vio desbordado en defensa, su mayor virtud. Los goles sevillistas no llegaron en ese momento por falta de acierto, pero estoy seguro que jugando así, los goles llegarán. Y jugando un poco menos, porque la capacidad defensiva del rival no nos la vamos a encontrar con tanta frecuencia.
Pero entonces, cuando el empate se mascaba y si éste hubiera llegado, quizás la remontada, porque el equipo está acostumbrado a ello y se desenvuelve bien en estas situaciones, llegó la lesión de Carriço y el nefasto cambio de Emery.

Con Krychowiak en la defensa, llegaron los dos contraataques madrileños que acabaron sentenciando el partido.

Ahora dirán que si Beto se comió uno o los dos, pero la realidad es que con el polaco en el medio, no hubieran tirado a puerta tan fácil.

Lo único bueno que tenemos es el parón por las selecciones. Quince días para dar un vuelco a esta situación y empezar de verdad a ganar.

Y que no haya sustos hoy.

martes, 25 de agosto de 2015

Ni calvo ni tres pelucas

Típica frase de mi madre que viene como anillo al dedo.
Ni después de la final de la Supercopa debimos tirar las campanas al vuelo y empezar a soñar con jugar la final de la Champions en Milán, ni por haber empatado con el Málaga en el primer partido de liga, tras un mal partido, debemos de desilusionarnos y pensar que la planificación ha sido mala y que  no tenemos una buena plantilla.

Mi opinión es que tenemos una plantilla ilusionante  pero mejorable y que a poco que antes del 31 de agosto fuéramos capaces de ponerle la guinda al pastel, podemos hablar de la mejor plantilla de los últimos años.

Luego las cosas saldrán o no, pero en general, la plantilla es buena.

Si empezamos por los porteros, tenemos a un internacional y mundialista con Portugal, Beto, que a mí, al menos si está a su mejor nivel, si me da garantías. Es verdad que no es Palop, pero cuántos Palop ha habido en el Sevilla y cuántos hay actualmente en la liga española. Sergio Rico, por su parte, se ganó el año pasado el ser el segundo portero del equipo y además, como tendrá muchas oportunidades de jugar porque la liga es larga y Beto, como lo pasaba a Palop, se lesiona con cierta facilidad, podrá seguir ganando experiencia y demostrar que el año que viene puede ser el titular de la portería.

En el lateral derecho y pese al comienzo más que dubitativo de Mariano, creo que hemos mejorado con respecto al año pasado. Si la mejora es suficiente para determinar que tenemos que el puesto cubierto perfectamente, no podemos saberlo. Es verdad que es el fichaje que menos confianza me ha dado. Siempre tengo la teoría que si un futbolista a la edad de Mariano no ha explotado, no va a hacerlo. Pero en el Sevilla mismo se han dado casos que tiran por tierra esta teoría.

En el lateral izquierdo hemos suplido la baja de Fernando Navarro con la de un lateral joven y de proyección. Veremos qué tal.

En el centro de la defensa es dónde creo que estamos más falto de efectivos. Ha salido Arribas y ha llegado Ramí, con lo que en principio hemos ganado bastante y se supone que tenemos tres jugadores de nivel para cubrir los cuatro puestos de central (de los que solo juegan dos), pero teniendo en cuenta que el rendimiento de Pareja este año es una incógnita (la lesión que ha sufrido juega malas pasadas y desgraciadamente no sería el primer jugador que recae o se lesiona en la otra rodilla en cuanto pise los terrenos de juego), debíamos haber incorporado otro central de garantías, porque Emery ha dejado claro que no confía en Kolo (y es que el muchacho es para no confiar, en eso estamos de acuerdo).

En el medio centro y pese al mal partido que dipustó Nzonzi, creo que es una de las posiciones donde mejor cubiertos estamos. A Krychoviak, Nzonzi, Iborra y el cantera no Luismi hay que añadir la presencia de un futbolista que me gusta mucho y que puede ser un gran refuerzo este año, Cristóforo.

En las bandas, pese a la baja de Aleix Vidal, una de las súper ventas del año pasado pese a no a ver sido titular indiscutible, hemos incorporado a Kakuta y Konoplyanka. El ucraniano es la gran esperanza blanca este año, aunque su inicio tampoco haya sido muy espectacular, no habiendo sido siquiera capaz de ganarse la titularidad.

En la delantera se han ido Bacca y Aspas, mucho gol en ambos aunque el segundo no pudiera demostrarlo y ha llegado Inmobile, que hasta la fecha no ha visto portería.

Se está a la espera de la posible llegada de otro delantero que se una a Gameiro e Inmobile, siendo Llorente, El Rey León, el que mejor situado está.

En definitiva, buena plantilla cuando los que han llegado demuestren por qué han venido y si se termina de completar con la llegada de un delantero y central,

En cualquier caso, no podemos ni lanzar las campanas al vuelo, porque la plantilla no está completa y los que han llegado aún no han demostrado nada ni tampoco podemos empezar ya a menospreciar jugadores ni la planificación porque debemos dar tiempo a que los jugadores que han llegado se adapten al equipo y al fútbol.




miércoles, 12 de agosto de 2015

No hay derrota en el corazón del que lucha

Hace tiempo que escuché esta frase que hoy me sirve de consuelo.
Como dice Castro, la Supercopa de ayer no lucirá en nuestras vitrinas pero sí en nuestros corazones.
Ayer, competimos como todo sevillista quiere que cada jugador que se pone su camiseta lo haga.
Se puede perder y más cuando tienes enfrente al posiblemente mejor equipo del mundo y su mejor jugador hace cosas como las de ayer, pero hasta para perder hay que tener orgullo.
Y el Sevilla demostró que tiene orgullo, que nunca se rinde, que el quiera ganarnos tendrá que sudar sangre.
Si este Sevilla de ayer se mantiene durante la temporada, si es el espejo de lo que vamos a ver cada jornada de liga o champions, señoras y señores prepárense para un equipo que va a darnos muchas alegrías, porque enfrente pocas veces vamos a tener a un equipo como el Barcelona.
Analizar los goles y culpar a éste o aquél es ensuciar lo que ha hecho el equipo. Que lo haga Emery que es el que cobra por ello.
Remontar un 4-1 al Barcelona en una final europea engrandece a un equipo, lo hace grande en el mundo. Grande Sevilla FC, grande, aunque al final, se pierda por detalles. Detalles de los que no tengo ganas de hablar hoy.
Gracias Sevilla. Gracias papá, por hacerme sevillista.

martes, 11 de agosto de 2015

Quién me lo iba a decir

Hoy me estoy acordando de ti, amigo. ¿Dónde estarás hoy?. Sí, tú. Aquél que hace diez años, en un día caluroso de verano como hoy me dijiste, después de más de un mes dándome la vara con los Champiñones Luis, Xin Xampion Lee, los vovis y demás, me machacaste hasta el extremo diciéndome "deja ya de hablar del pasado, que yo he visto a mi equipo jugar dos finales y ganar una y tú también, pero al mío, porque al tuyo no lo has visto nunca".
Diez años han pasado de aquel día en el que casi me hundes. Diez años en el que apreté los dientes y seguí soñando con que mi equipo, algún día, me devolvería todo ese amor de años y años.
Y, amigo, quién nos iba a decir a ti y a mí, que diez años después mi equipo, ése que tú ridicularizabas, habría jugado (con la de esta noche) doce finales. Sí, doce, no una ni dos. Y que además hasta hoy ha ganado ocho de las once jugadas.
Cuatro Copas de la Uefa, dos Copas del Rey, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España.
Y hoy, amigo, se juega otra final. Hoy, toda Europa volverá a ver al Sevilla FC jugar otra final.
Y lo hará, por segunda vez en la historia contra el FC Barcelona. Con la mente en aquella final de 2006 en la que contra todo pronóstico ganamos 0-3. 
Lo que va a pasar hoy no lo sé. Comparar a este Sevilla FC con aquél es una tontería. Aquel Sevilla FC era el germen de lo que fue la, para mí, mejor temporada de nuestra historia. Un Sevilla FC que ganó su segunda UEFA, que ganó la Copa del Rey, que vio como le robaban el título de liga en la penúltima jornada, que goleó al Real Madrid en la Supercopa de España y que sólo hincó la rodilla cuando Antonio Puerta se marchó al Tercer Anillo.
Aquel Sevilla FC de Palop, Alves, Escudé, David, Dragoutinovic, Poulsen, Renato, Keyta, Navas, Adriano, Luis Fabiano, Kanouté,...., era una máquina de ganar.
El Sevilla FC de hoy es un equipo en formación, porque otra vez más, como cada año, se han marchado jugadores importantes y aunque creo que hemos fichado muy bien y hemos completado una plantilla incluso mejor que el año pasado, todavía está por cuajar.
Y además, la mala suerte nos ha dejado rotos por el centro. La baja segura de dos (Carriço y Pareja) de los tres centrales titulares y el concurso en el aire y mermado del tercero (Ramí) y la baja del cuarto central de la plantilla (Kolo), no sólo nos va a destrozar el centro de la defensa contra uno de los mejores ataques del mundo, si no el mejor, sino que al retrasar a Krichowiak y la baja también de Nzonzi, perdemos a los dos mediocentros titulares.
¿Alguien duda que con Beto, Mariano, Carriço, Ramí, Tremoulinas, Krichowiak, Nzonzi, Banega, Reyes, Gameiro y Vitolo no seríamos competitivos?. Cambien a Carriço por Coke, a Ramí por Krichowiak y pongan en el centro a Kron Dheli e Iborra y la cosa cambia.
Hoy será un día para guerreros. Hoy será una noche de esas que si se gana nos acordaremos toda la vida. Hoy será una de esas noches en la que volveremos a disputar un título.
Sólo os pido que peleéis a muerte, que dejéis en la hierba hasta la última gota de sudor que podáis echar. Luchad, correr, pelear, aburrir al contrario. Que los Messi, Iniesta, Rakitic, Alves, etc. le cojan asco al partido. Si a eso le unimos concentración 110% los 90, 95 o 125 minutos que se disputen, un poco de suerte y algo de magia de las botas de Reyes, Banega, Vitolo, Konoplyanka, Gameiro o Immobile, el sueño de hoy se podrá convertir en realidad.
En cualquier caso, GRACIAS por haberme hecho soñar otra vez. GRACIAS por no haberme dejado dormir otra noche por esos nervios en la barriga que sólo una final provoca. GRACIAS.

miércoles, 3 de junio de 2015

Deshojando margaritas

Partiendo de la base de que he sido muy crítico con Unai Emery, mucho, muchísimo dicen mis amigos sevillistas, tengo que reconocer que en los últimos meses ha cambiado mi opinión y hoy por hoy estoy seguro que lo mejor que le podía pasar al Sevilla es que siga.

En cualquier caso y al contrario se como pensaba el año pasado con Rakitic no tendré nada que reprocharle si decide irse, al contrario.

En los entrenadores los resultados son básicos, viven en la cuerda floja y Emery tiene que aprovechar que está ahora en la cresta de la ola.

Si decide quedarse me alegraré y si decide irse le daré las gracias y le desearé suerte.

miércoles, 6 de mayo de 2015

No estoy de acuerdo

Los que leéis frecuentemente el blog, sabéis que soy bastante crítico con Unai Emery.
No me gusta este entrenador, por más que tenga que reconocer las cosas que buenas que tiene, como tener a todo el mundo enchufados, por no hablar de los éxistos deportivos.
Pero estos días no estoy de acuerdo con la persecución y machaque que está sufriendo el vasco por los casi 10 minutos que estuvo Krychowiak en la banda.
El polaco es jugador clave en este Sevilla FC y más ante un rival como el R. Madrid y entiendo que si tanto el jugador como el médico entendían que podía seguir, Emery esperara unos (o varios) minutos.
Porque pensó y yo también lo pienso que quedaba mucho partido por delante y que la participación del polaco era fundamental.
Que nos metieron dos goles, sí. ¿Acaso el R. Madrid no es capaz de hacerle dos goles a cualquiera en unos minutos sin necesidad de tener una más?.
¿Alguien puede garantizar que con el polaco en el campo o con su sustituto no nos hubieran marcado?. Nadie lo sabe.
Quizás se equivocó, aunque que mi opinión es que no.
Lo que me preocupa es que el equipo no fuera capaz de parar el partido ni de recomponerse para aguantar sólo unos minutos con uno menos.
Y me preocupa porque según todo el mundo el Sevilla FC es un equipo muy trabajado. Y aquí sí discrepo. Si estuviera de verdad bien trabajado, seguro que en esos 10 minutos no se habría jugado prácticamente nada.
Mala gestión sí, pero no del cambio, sino de lectura del partido, de lectura de lo que estaba pasando.
En cualquier caso, el Sevilla FC me gustó mucho y estoy convencido de que si mantiene el nivel, tiene muchas posibilidades de ganar por cuarta vez la Europe League, algo histórico.
Por el contrario, las posibilidades de acceder a la Champions vía liga se han esfumado prácticamente todas, porque dudo mucho que el Valencia no gane dos de los tres partidos que quedan y también que el Sevilla, con una semifinal y, ojalá, una final europea de por medio, sea capaza de ganar los tres partidos.

viernes, 24 de abril de 2015

La cuarta

Quién nos lo iba a decir. Aquéllos sevillistas que fueron a tierras alemanas a ver una semifinal europea del Sevilla o a los que nos quedamos aquí y la vimos por tele, que sólo 9 años después íbamos a ver la cuarta semifinal. Una cada dos años, mucho mérito.

Y el partido empezó como todos soñábamos, con un gol sevillista en los primeros minutos.

Hasta entonces tenía miedo de un partido trabado, con 0-0 en el marcador todo el tiempo y que una jugada tonta nos mandara para casa, nos echara de nuestra competición.

Pero marcamos y ellos tenían que marcarnos tres para echarnos y el equipo estaba plantado y dominando.

Y llegó la primera clave del partido, se lesiona Pareja (espero que no sea de gravedad, aunque tiene mala pinta) y Unai, para mi entender, se equivoca en el cambio. Primero, no sé por qué no teníamos centrales en el banquillo y segundo, si iba a retrasar a Banega, al puesto del polaco, por qué sacó a Iborra, cuando se está demostrando partido a partido, que para determinados casos puede ser una variante, pero que Iborra en la media punta resta más que suma. Un cono en el campo hubiera hecho lo mismo que Iborra.

El equipo tuvo varios minutos de desconcierto pero la falta de acierto de los rusos y una gran parada de Beto, permitieron que nos fuéramos al descanso por delante.

La segunda, si embargo, fue otra historia. Recital de fallos garrafales de Beto, que se comió dos goles infantiles (sobre todo el primero) y que metió a los rusos en la eliminatoria, tanto que no sólo la empataron, sino que pensé de verdad, que se la llevaban.

Pero Beto tiene una cosa muy buena y es su carácter. Otro portero se hubiera hundido, al mismo Casillas, ante un fallo le hemos visto la cara desgarrada y no da pie con bolo. Pero Beto tiene una personalidad enorme y se rehizo, salvando al equipo en dos o tres ocasiones claras del rival.

Y cuando todo parecía encaminada a una prórroga, que todos deseábamos porque pensamos que nos daría vida, salió de nuevo la calidad de este grupo, con una gran carrera de Vitolo, una buena apertura a la otra banda y un derechazo de Gameiro que está empecinado en demostrar que es más rentable como recambio que desde primera hora. Gol de Gameiro y a disfrutar de la feria. Otra semifinal, y van cuatro.

jueves, 23 de abril de 2015

El día clave

Que una temporada se considere exitosa o no suele quedar sentenciada en pasar o no de los cuartos de final de la competición europea.
Hoy es ese día en el que pasar significa que la temporada será existosa, nos clasifiquemos o no para Champions, juguemos la final o no, o ganemos o no la competición.
Hasta cuartos de final parece que no has hecho nada, pero pasar de esta eliminatoria, jugar las semifinales de una competición europea es el punto de inflexión.
No va a ser fácil. Los rusos, bastante mermados en la ida y sin ser especialmente buenos, nos complicaron mucho las cosas y estuvieron a punto de dejar la eliminatoria casi lista en el partido de ida.
Pero este equipo nunca se rinde y consiguió dar la vuelta al marcador.
En cualquier caso, el resultado es bastante corto y cualquier cosa puede pasar.
Estoy ilusionado una vez en esta competición y sé que esta ilusión me la transmite el equipo, pero aun así, el resultado es muy peligroso.
Es verdad que es difícil ganarnos y que salvo con el 1-0, para ganarnos tendrán que ganarnos por dos de diferencia, es decir, que si marcamos un gol, tendrían que ganarnos por 3-1, y aunque no es fácil, es posible.
Una prórroga, en unas condiciones ambientales complicadas tampoco me gustaría, aunque es verdad que siempre beneficia al visitantante por el doble valor de los goles.
En definitiva, creo que vamos a sufrir, pero creo que estaremos en el bombo de semifinales.

lunes, 23 de marzo de 2015

Decía Luis Aragonés....

...que había que llegar a las últimas diez jornadas de liga con posibilidades de conseguir tu objetivo y en una forma física buena porque es en ese momento cuando se conseguen las cosas.

De nada sirve ser primero en diciembre, salvo por los puntos que ya no te pueden quitar.

Y llegamos a esas últimas diez jornadas con el objetivo de estar en Europa el año prácticamente hecho, ya que sólo una hecatombe podría dejarnos fuera con la diferencia que tenemos sobre el séptimo, que tiene incluso posibilidades de jugar en Europa en año que viene si el Barcelona, por ejemplo, gana al Athletic la Copa.

Llegamos a demás con posibilidades reales de optar a la cuarta plaza, e incluso a la tercera, pues solo nos separan de Valencia que es tercero cinco puntos y del Atleti que es cuarto cuatro puntos, si bien, tenemos el gol average perdido con ambos.

Y estamos además en cuartos de final, por cuarta vez en nuestra historia, de la Europe League, que además de ser "nuestra copa", tiene este año el aliciente de que el campeón juega la Champions el año que viene, algo que llevo pidiendo varios años y que no lograba entender porqué no era así.

Es el momento, por tanto, de elegir un objetivo principal y luchar por él con todas nuestras fuerzas y rotar al equipo en la otra competición, sin tirarla, por supuesto.

Y la decisión desde mi punto de vista, no puede ser más clara. Nuestra competición principal tiene que ser la Europe League.

Los motivos son claros, el premio es mayor, porque además de tener como premio jugar la Champions el año que viene, como tiene la cuarta plaza en liga, es un titulo y de prestigio.

El segundo, porque aunque ganar un titulo es muy complicado, y más con el nivel que tiene este años la Europe League, quedar cuarto en liga con la desventaja de puntos que tenemos y los rivales que tendríamos que sobrepasar, quizás sea más asequible. A ver, el Valencia nos lleva cinco puntos y el gol-average y no tiene otra competición, pues este año no jugaba competición europea y fue eliminado de la copa muy rápido. Sacarle al Valencia seis puntos en 10 partidos teniendo prácticamente el mismo calendario es harto complicado. Por otra parte, el Atleti, que parece que está este año un poco más débil que el año pasado, nos saca cuatro puntos y el gol-average y, aunque pueda distraerse con la Champions, también es una empresa muy complicada.

En definitiva, creo que el Sevilla tiene que centrar todas sus fuerzas en la competición europea, de momento en el Zenit y luchar por otras semifinales, que sería ya de por sí, algo histórico. Y en liga, seguir sumando todo lo posible para no ver peligrar el quinto puesto y si alguno de los dos de arriba se desinfla de verdad, hincarle el diente.