sábado, 4 de febrero de 2017

Yo soy del Sevilla FC

Sí, que nadie se equivoque.
Desde ayer, desde hace tiempo, pero ayer especialmente, están las redes sociales que echan humo por el comunicado del club en el cual se prohíbe a partir del próximo partido cualquier emblema que haga referencia a Biris Norte.
Y es que de verdad no logro comprender la que se está formando con un asunto que tendríamos que estar todos de acuerdo. Salvando las distancias, es como cuando se argumenta que una chica ha sido violada porque llevaba un escote pronunciado o una falda muy corta.
Vamos a ver señores, en la grada baja de gol de norte del Ramón Sánchez-Pizjuán se ubica el corazón de Nervión, esos que nunca dejan de animar, que dan colorido al estadio en los partidos importantes y que levantan el equipo cuando se están hundiendo. Pero entre ellos también están una serie de salvajes que día sí día no manchan el nombre de nuestro equipo y de nuestra ciudad. Ejemplos, miles.
Y esos mismos que desde ayer critican al club por no defenderlos son los mismos que no condenan los actos violentos de estos energúmenos.
El fútbol es un deporte. Pasional, porque desde chico sentimos unos colores y sufrimos con las derrotas tanto como disfrutamos con las victorias. En el fútbol no cabe la violencia, no caben los violentos, esos que utilizan el fútbol para cometer todo tipo de delitos.
Y en la violencia, incluyo la violencia verbal. 
Esos que tanto critican al club, que dicen que por el Sevilla FC dan la vida, son los mismos que cuando no están de acuerdo con los dirigentes dejan de animar, demostrando que el Sevilla FC no es lo primero para ellos.
Es una pena que los Biris, los que animan, los que se dejan la garganta, los que dan ese colorido especial a nuestro estadio dejen de hacerlo, pero la culpa no es de Tebas, ni de Pepe Castro, ni mía, la culpa es de los violentos que se esconden entre sus filas y a los que, de alguna forma, protegen.
El día que os deis cuenta y echéis a esos vándalos de vuestras filas, quedará solo lo bueno de los Biris y entonces nadie, nadie, podrá con vosotros.
Ojalá ese día sea pronto.

lunes, 30 de enero de 2017

Maldita competición adulterada

Qué impotencia. Qué asco. Asco de este fútbol español en el que todo está adulterado. La propia competición, la información, los árbitros, todo.
Este fin de semana ha sido el último ejemplo, pero hay tantos.
El fútbol español está creado para que siempre gane R. Madrid o Barcelona. El circo mediático que crean estos dos equipos pelando por la liga genera mucho, muchísimo dinero y a los que ganan dinero con este circo no les interesa que nadie se meta entre ellos.
Sólo permiten que coquetee con ellos al At. Madrid, al fin y al cabo, equipo de la capital también y al que pueden sacarle morbo, que se traduce en dinero.
Por eso, cuando un equipo como el Sevilla amenaza con meterse en la pelea, la maquinaria se pone a funcionar y lo eliminan.
El último ejemplo lo tenemos este fin de semana, como he dicho antes. El R. Madrid, tras eliminar precisamente al Sevilla FC de la Copa del Rey con arbitraje deleznable en el partido de ida (unido es verdad a un partido del Sevilla FC) cayó en liga ante el propio Sevilla y ante el Celta en Copa.
La semana ha sido difícil para los madridistas y el fin de semana amenazaba con problemas. El Barcelona, a dos puntos, visitaba a un débil Betis. El Sevilla, a un punto, tenía un partido complicado contra el Espanyol, aunque con la racha de cinco victorias seguidas en liga se les daba como favoritos y el R. Madrid recibía a una R. Sociedad en buen estado de forma. Todo hacía presagiar un posible cambio de líder esta semana y eso es algo que la maquinaria nacionalmadridista no podía permitir.
Primero robaron al Barsa en Sevilla. Es verdad que el Betis jugó un buen partido y que incluso mereció ganar, pero ya sabemos que jugar contra equipos como el Barsa y Madrid implica que aun siendo mejores y mereciendo ganar, pierdas. Y eso es lo que hubiera pasado en el Villamarín si el árbitro no se come un gol clarísimo del Barsa (la pelota entra casi un metro).
Y luego claro, el Sevilla. Minuto 1 de partido. Entrada en el área de un jugador del Espanyol en carrera con la pelota controlada, entre dos defensas del Sevilla. Leve toque de Pareja (le pone la mano en el hombro) y caída del jugador del Espanyol. Penalti que no es y, atención, roja para el jugador del Sevilla FC. De vergüenza. Si este árbitro no se lleva en la nevera lo que queda de temporada es porque en el fútbol español hay todavía menos vergüenza que en el estamento arbirtral.
Y no me refiero tanto al penalti, que no, pero que se puede pitar. Me refiero a la roja. Por Dios. O no se sabe el reglamento o es un sirvergüenza y no sé qué es peor.
El partido al final lo perdimos. El Madrid, jugando con la tranquilidad de los pinchazos de Sevilla y Barsa ganó su partido.
Ésta es la liga que tenemos. Una liga podrida donde los que manejan los hilos hacen ganar o perder a los equipos en función de los intereses que tengan en casa momento.

Pero no sólo la liga está adulterada por esto. También lo está por cosas como la que pasó en la Peña Sevillista 1000 Km. 
Estando de celebranción, aprovechando la visita del Sevilla a Barcelona., niños, mañyores, personas de bien con el único objetivo de disfrutar de su equipo a más de 1000 Km, recibieron la visita de unos 20 encapuchados que se liaron a palos con ellos. Acto deleznable, asqueroso, como lo que son los ultras de lo que sea que hicieron eso.
Peo es que hace un mes, pasó algo parecido en la visita de la Juve a Sevilla, donde unos descerebraos la emprendieron a golpes y cuchilladas contra aficionados italianos que estaban cenando tranquilos en un bar de Sevilla. Y yo, lo condeno de la misma forma. Me da igual quiénes lo hagan y quién reciba. Pero en esta competición adulterada, la acción de Sevilla fue un circo mediático donde se puso a parir a la afición sevillista y a la ciudad, casi. Sin embargo, lo de ayer, habiendo además niños de por medio, prácticamente ningún medio fuera de Sevilla hace eco de lo sucedido.
Este doble rasero, esta vil manera de medir es una forma de adulterar la competición.
Para toda España la afición del Sevilla es peligrosa y por eso nos reciben mal, sin embargo, nada de sabemos de aquéllos que atacaron de forma salvaje y cobarde a nuestros aficionados. Ni nosotros, que sabemos que pasó, ni el resto de España, que probablemente no se haya ni enterado.
Estoy harto del fútbol español. Harto.

sábado, 28 de enero de 2017

Subcampeón de Invierno

Ya sabemos que no tiene ningún valor y que tampoco sirve de nada, pero a mí, personalmente me llena de orgullo.
Ha sido una primera parte de la temporada que podemos calificar de Notable Alto. Y digo de Notable Alto y no Sobresaliente, porque perdimos las dos Supercopas, porque estamos eliminados de la Copa del Rey (aunque haya sido por el R. Madrid tras un partido de ida atroz por nuestra parte pero claramente perjudicados por el arbitro) y porque hay jugadores que no han rendido y de los que tampoco tenemos esperanza alguna (Kiyotake y Ganso).
Pero aún con todas esas cosas negativas, hemos quedado segundos en la primera vuelta (a 1 del Madrid, aunque tiene un partido menos, 1 por encima del Barcelona y 7 del Atc. Madrid). Además, estamos clasificados para los octavos de Champions y nuestro rival, el actual campeón de la liga inglesa, no anda en su mejor momento.
Pero lo que más me gusta de este Sevilla es su valentía y su entrega. Porque sin ambas cosas, difícilmente se puede lograr lo que estamos logrando.
 ¿y para la segunda vuelta qué?, se preguntan muchos sevillistas.
SOÑAR. Sí, soñar es lo único que podemos hacer.
Soñar con ganar la liga o llegar a la Champions. Sé que ambas pueden parecer una quimera, pero cuando un equipo tiene la valentía y la entrega que tiene este Sevilla FC, no se puede descartar nada.

viernes, 13 de enero de 2017

Qué grande eres Sevilla

Perder 3-0 en la ida de una eliminatoria con el R. Madrid y que todo el mundo siga pensando que podemos pasar es de equipo grande.
Si además, el entrenador pone un equipo plagado de suplentes y aún así, seguimos creyendo que podemos pasar la eliminatoria es porque somos un equipo grande.
No pasamos, ni siquiera fuimos capaces de ganar la vuelta, pero la sensación con la que nos marchamos todos los sevillistas del estadio es que si este equipo no se cae, si somos además capaces de vencer a los madridistas el próximo domingo, podemos hacer este año algo grande.
Varias razones hay, no obstante, para haber caído eliminados.
La primera que enfrente estaba el actual campeón de la Champions, Supercopa de Europa y Mundialito de Clubes.
La segunda el mal planteamiento de Sampaoli en la ida, jugando con 4 defensas en lugar de 5 y con Ganso de mediapunta y Correa de punta, cuando uno no está para nada y el otro no es delantero.
La falta de puntería ayer, porque si entra la mitad de las ocasiones claras que tuvimos, estoy seguro de haber pasado a cuartos.
Y por último, la mafia arbitral que de forma flagrante en Madrid y de forma sibilina en Sevilla nos robaron literalmente. En Madrid, dos goles fueron ilegales. Uno porque viene de un córner que no debió haberse pitado pues hubo falta previa y el otro porque se produce por un penalti en contra totalmente inexistente. Y en Sevilla porque de forma sibilina fue minando la moral, cortando jugadas de ataque en fueras de juego que no eran, etc y pitó un penalti, que aunque fue, no hubiera pitado al revés.

Una pena, pero orgulloso de mi equipo.

Ahora a pelear la liga el domingo a muerte.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Primer tercio

Acaba de terminar el primer tercio de liga.
En mi post de agosto pedía respecto. Ese respeto parece que se lo ha ganado ya Jorge Sampaoli.
Terceros en liga, empatados a puntos con el Barcelona en las puertas de un Madrid-Barsa y teniendo que jugar el R. Madrid en el Sánchez-Pizjuán.
Segundo en Liga de Campeones detrás de la Juventus, por culpa de ese robo espectacular que sufrimos en casa ante los italianos. Nos jugábamos el pase a octavos en Lyon, sabiendo que nos sirve hasta la derrota de un gol.
Primera eliminatoria de copa solventada fácilmente, con suplentes y jugadores del Sevilla Atc. Que sí, contra un tercera. Pero no es la primera que te llevas sorpresa en la Copa. Sin ir más lejos, el Hércules empató con el Barcelona ayer mismo.
Pero sobre todo, aparte de los resultados, este Sevilla tiene cosas muy buenas, cosas que me gustan mucho.
Juego ofensivo, valiente. Un entrenador que lee muy bien los partidos y que se adapta a ellos rápidamente. Un equipo que cree en la idea del entrenador y que va a muerte con ella.
En la parte negativa sólo dos cosas. La falta de un delantero top, salvo que Ben Yedder demuestre lo contrario en los próximos partidos y la baja aportación por el momento de los suplentes, en especial, Kiyotake, Correa o Ganso.
Si fichamos un delantero top, si compensamos un poco la plantilla en algunos puestos en los que andamos algo cojos y los primeros suplentes mejoran su rendimiento, podemos dar este año una campanada. Al tiempo.

Costernación

Hacía mucho que no escribía. Hacía ya algunas semanas que deseaba volver. Me gusta como está el Sevilla, me gusta y quería volver a ponerme delante del teclado.
Lo hago sin embargo porque necesito escribir sobre la tragedia del equipo brasileño.
Qué hija de puta es la vida. No puedo comprender porqué pasan estas cosas.
Entre ese momento de extasis en el que su partido, Danilo creo, para ese penalti que los metes en la final hasta el momento en el que se sesga sus vidas para siempre, sólo hay unos días de felicidad máxima.
Como puede cambiar todo por un gesto, por una acción. Esa acción que los lleva a la muerte a ellos, a los directivos, periodistas, etc., fue celebrada por la mayoría como lo mejor que les había pasado en su vida.
Qué pena Dios mío, qué pena.
¿Os imagináis aquel avión que llevó al Sevilla a Eindhoven, se los hubiera llevado para siempre?.
Fútbolistas, técnicos, directivos, periodistas, tripulación. Padres, hijos, esposas, hermanos, amigos, aficionados. Cuánto dolor.
Estas cosas nunca deberían pasar.

jueves, 18 de agosto de 2016

Respeto

Algo tan fácil de entender y tan difícil de aplicar, parece.

Sólo pido respeto para un profesional que ha sido capaz de hacer campeón de la Copa América a Chile, no a Brasil o Argentina, a Chile.

Respecto para un profesional con una idea clara de lo que quiere y muy valiente.

Pregunto una cosa, si estás en una batalla, en una pelea, en un problema, quién quieres que te acompañe, el valiente o el cobarde. El valiente seguro.

Y es muy valiente, porque salir a jugar en el Camp Nou con una defensa de tres formada por una canterano, Iborra y un recién llegado, es de ser muy valiente.

Por eso pido respeto. Y paciencia. Cada años hemos visto como Unai Emery, sin cambiar de filosofía, sólo de hombres, perdía el primer trimestre de la liga hasta que conseguía hacer funcionar al equipo.

Ahora parece que queremos que un recién llegado, con una visión del fútbol distinta a la que había y con un equipo nuevo, tenga resultados el primer día, jugando ante posiblemente los dos mejores equipos del mundo.

Si con Emery hacíamos las valoraciones al final, hagámoslas también entonces, o al menos, cuando haya dado tiempo de ver algo más que dos Supercopas.

Porque nos gustará más una forma u otra de jugar, Emery o Sampaoli, Bilardo o Menotti, Mourinho o Guardiola, yo soy de los segundos, pero respeto las dos, porque de los dos hay muchos ejemplos de campeones, pero nos guste cual nos guste, tenemos que tener paciencia y respecto.

Porque además, con Emery perdimos dos Supercopas ante R. Madrid (como si no la hubiéramos jugado) y con el Barcelona, tras una nefasta primera parte a la contención y una gran remontada en la segunda al ataque. Y porque con el R. Madrid (sí, con muchas bajas, como hoy el Sevilla), merecimos ganar y debíamos haber ganado. Y porque hoy, con el Barcelona, con un 0-2 y un equipo plagado de bajas, debimos habernos ido al descanso ganando 1-2 o 1-3 y no sólo no fue así, sino que encima nos marcaron el segundo en un error infantil de esos que veremos algunos este año hasta que nos adaptemos al juego.

Paciencia y respeto señores. A mí me gusta el Sevilla aunque reconozco que tiene mucho que mejorar. Pero si no te gusta, paciencia y respeto, al menos, durante unas jornadas.

jueves, 11 de agosto de 2016

Otra vez igual

He tenido que dejar pasar un día al menos. Un día sin escuchar la radio, ni leer Twitter, ni los periódicos.
Un día para reflexionar, para pensar qué pasó ayer.
El fútbol es así dirían algunos. Y esta misma situación la hemos vivido al revés, por lo que tampoco podemos rasgarnos las vestiduras.
Pero ya van dos, con distintos protagonistas, con distintas situaciones, con el mismo resultado: derrota dolorosa cuando rozabas el triunfo con las manos.
Y quizás ésta mucho peor que la de Madrid contra el Barcelona. Porque ahí, con el empate y uno más nos veíamos superiores, pero no supimos aprovecharlo. Pero ayer, ayer teníamos la victoria en el bolsillo, faltaban segundos para que el árbitro pitara el final del partido y lo dejamos escapar.
Pero vayamos al partido. Lo primero, no entendí la alineación. 
Rico en la portería (¿por qué Rico y no Soria?). Hay que jugar las dos Supercopas de las dos competiciones donde llegamos a la final y lo hicimos cada una con un portero. ¿Por qué no jugó Soria esta final y Rico la otra y así saca las conclusiones. Realmente no me gustan ninguno de los dos, pero prefiero a Soria. 
Defensa de cuatro con Mariano, Pareja, CarriÇo y Kolo. No entiendo la suplencia de Escudero, siempre que no haya habido lesiones de por medio. 
Centro del campo con Iborra, N´zonzi y Franco Vázquez. ¿Por qué Iborra y no Kranevitter. Para mí el jugador cedido por el Atlético (más allá de la sesión en sí, por poco que nos guste) ha sido uno de los mejores de la pretemporada y no entiendo su suplencia. Por otra parte, sigo sin entender que Cristóforo no tenga sitio en ese puesto de típico 5 argentino. Me gusta mucho más que Iborra. Cuestión de gustos.
Bandas para Vitolo y Kiyotake. Los dos jugaron bien, Vitolo como siempre de menos a más, siendo su despliegue físico impresionante, pero quedándose en el banquillo jugadores que a priori habían hecho en pretemporada más mérito: Konoplyanka, Correa o Sarabia. Los minutos que estuvo el ucraniano en el campo le dieron la razón al entrenador respecto a su suplencia.
De delantero centro Vietto, que parece partir con algo más de ventaja.

Por tanto, la alineación no me gustó. Ni muchos de los nombres (eché de menos a jugadores que habían estado muy bien en la pretemporada) ni en la colocación en el campo.

Los primeros veinte minutos parecían darme la razón, con gol incluido del Madrid, sin embargo, el Sevilla sin hacer nada del otro mundo fue haciéndose dueño del partido y nos fuimos al descanso con el empate en el bolsillo.

Pero si poco me gustó la alineación inicial, menos me gustaron los cambios. Es verdad que hubo dos lesionados y por tanto, poco se pudo hacer (en ambos casos hizo jugador por jugador. Pero lo que no podré entender nunca fue el cambio de Konoplyanka por Vietto, dejando al equipo sin delantero centro.

Ese cambio, a la postre y tras la expulsión de Kolo (lo de este futbolística es para mirárselo), nos dejó sin opciones de victoria en la prórroga.

Y luego están el no saber manejar un partido.

Señores, ganando 1-2 al R. Madrid en una final, cuatro minutos de descuento que me parecieron mucho (dicho sea de paso) no se puede tener un córner a favor en el minuto 92 y que el balón te lo roben sobre la marcha y el balón acabe en las redes de tu portería. Es de primero de patio de colegio.
Muy mal los que sacaron el córner y muy mal N,Zanzíbar que viene al trote y mirando a Sergio Ramos, sabiendo que si el futbolista del R. Madrid recibía el balón marcaría y no hace nada por evitarlo.
Muy mal Kolo, dejándonos en la prórroga con uno menos, en una jugada sin necesidad de hacer lo que hizo.
Y muy mal Konoplyanka, no sólo por no hacer nada en el tiempo que estuvo en el campo (es increíble cómo se arruga este futbolista en algunos partidos) , sino por perder en el último minuto de la prórroga una pelota de forma infantil que nos costó el gol del Madrid y nuestra última oportunidad de ganar la final, los penaltis.

Y dicho todo lo malo, dejó lo bueno para el final y así quedarme con un buen sabor de boca. Jugamos de tú a tú al R. Madrid, sí un R. Madrid con muchas bajas, pero un R. Madrid con jugadores de la primera plantilla, un R. Madrid con un equipo titular que ganaría cualquier liga en Europa. Y le jugamos de tú a tú, sin complejos, dominando el partido por momentos y lo tuvimos contra las cuerdas.

queda mucho, jugadores que aún no han jugado y jugadores que pueden portar mucho aunque cuenten ahora mismo menos para el entrenador. Y cuando se acoplen y se domine el sistema, quizás entonces veamos un Sevilla capaz de hacer cosas importantes.

Ahora, espera el Barcelona.

jueves, 30 de junio de 2016

Unai, yo también te doy las gracias

Sí, te doy por las gracias por los títulos conseguidos, por tu parte de responsabilidad en ello.
Pero también porque te vayas.

Nunca me gustaste. Es la verdad. Lo digo como lo siento. Y puedo decirlo porque lo llevo diciendo todo este tiempo, ganándome incluso el menosprecio de alguno que consideraba mi amigo.
Ni me has gustado nunca como entrenador, ni me caes bien como persona.

Igual que tengo asumido que no puedo caerle bien ni gustarle a todo el mundo, no pierdo ni un sólo minuto de mi vida en intentar que alguien que no me cae bien, acabe cayéndome bien. Es así y ya está.

Por eso, pese a que seas uno de los entrenadores con mejores resultados en la historia del club, yo me alegro que te vayas.

Y pese a lo que opina mucha gente, yo creo que no te has equivocado marchándote. El mundo del entrenador es distinto del futbolista. Has hecho lo que debías hacer, porque sabías que después de tres años consecutivos ganando la Europe League, este año no ibas a poder mejorar la temporada y tenías que aprovechar el caché para marcharte a uno de los grandes europeos.
Donde te has equivocado es en las formas. Primero con ese alegato de sevillismo en la celebración y luego marchándote sin dar la cara. Es imposible que me caigas bien.

Y aunque te deseo lo mejor, de verdad, de corazón, creo que vas a fracasar en París porque no tienes nivel suficiente para ese tipo de equipos.

En cualquier caso, suerte.

jueves, 2 de junio de 2016

¿Qué ha pasado Ramón?

No logro entenderlo. 
Desde el momento que leí el primer comentario en Facebook o Twitter, estoy dándole vueltas y no lo entiendo.
Pero es que no entiendo muchas cosas. Y no he querido pronunciarme hasta que no lo hiciera el club y sobre todo tú, pero después de leeros a los dos, sigo sin entenderlo.

¿Qué ha pasado Ramón?

Cómo es posible que hace sólo unos días demostraras un amor a estos colores fuera de lo común, a menos en un miembro del club y gritaras a los cuatro vientos que esta es tu casa y aquí es donde quieres estar (con otras palabras) y sólo unos días después salga la noticia que te vas porque estás cansado de la presión que supone trabajar para el equipo que quieres.

Y entonces, por qué el club al día siguiente hace un comunicado diciendo que te quedas salvo que pagues los 5 MM de euros de tu cláusula de rescisión.

Y, qué significa lo que has dicho a través de tu cuenta de instagram.

No entiendo nada. Y ninguna de las versiones que escucho me cuadran totalmente. Mucho menos la oficial.

Ni el hecho de una mega oferta por parte de un club inglés, porque entonces por qué no paga tu cláusula. Ni que te hayas enfrentado al Consejo o parte, por no compartir tu proyecto. 

No sé si algún día nos enteraremos de lo que ha pasado. Sólo espero que el Sevilla FC, los de colorao, los tuyos y los míos, no se vean afectados por esto.

Nadie es imprescindible pero tú eres muy importante. Sólo te pido que vayas con la verdad por delante e intentando hacer al Sevilla FC, los de colorao, los tuyos y los míos, el menor daño posible, ninguno.