jueves, 30 de octubre de 2014

Hay que meterlos

No es fácil meter seis goles a un equipo de segunda división en la Copa.

Si no, solo tenemos que pensar en temporadas anteriores, sin ir más lejos la ultima, pero tenemos varios ejemplos, en las que un equipo de segunda o segunda b, nos ha eliminado o nos ha tenido sufriendo hasta el último momento.a

Así que, sentenciar la eliminatoria fuera de la forma que lo he hecho el Sevilla es muy bueno, difícil y para reconocerle el mérito a los jugadores, algunos de ellos sin minutos en liga y por supuesto, a Unai, al que critico duramente casi a todos los fines de semana por sus planteamientos y por su falta de decisiones en el transcurso de los partidos, pero al que hay que reconocerle también sus méritos y uno de ellos es tener a la plantilla entera enchufada, porque si no, una resultado como el de ayer no se da.

De momento, a esperar ya al siguiente. Felicidades a todos, en especial a Cristóforo por su vuelta y un buen nivel, a Reyes y a Aspas.

martes, 28 de octubre de 2014

Violencia cero, pamplinas tampoco

Los que me conocéis, sabéis que odio la violencia, que estoy en contra de la violencia en todas sus formas y por supuesto, en contra de todo el que la ejerce.
Entiendo que el fútbol es un deporte, en el que unos ganan y otros pierden, pero que al final del partido, todos tenemos que darnos la mano y felicitar al rival, por su esfuerzo o por su victoria.
El día que todos entendamos una cosa tan fácil, el fútbol será una maravilla, porque podremos ir con nuestras familias a otros lugares a ver a nuestro equipo sin tener que escuchar como mínimo como te insultan e incluso en ocasiones, ver peligrar tu vida.
¿Acaso tiene sentido (y me da igual quién empezó ni porqué) que aficionados del Sevilla y del Atleti se dieran una paliza en un bar de carretera de Extremadura?

Y por supuesto, tampoco me gusta los insultos a árbitros o contrarios, pero al menos, ellos son personajes públicos y en su sueldo, les guste o no, va el insulto. Que ojalá se erradiquen, pues sí. Igual que la FIFA lucha por erradicar el racismo y es capaz de parar un partido si se insulta de forma racista a un jugador contrario, determinados insultos deberían de provocar igual sanciones.

Lo que no puede ser es que una persona que vive del fútbol desde hace años, como Marcelino García Toral, primero como futbolista y ahora como entrenador, salga a una rueda de prensa a decir que su madre no es una puta, porque tras celebrar de manera efusiva un gol y después caer derrotado, parte de la afición le llamó hijo de puta.

Marcelino, por mucho que hayas perdido a tu padre recientemente, lo cual siento de verdad, porque un padre es algo grande, muy grande, y su pérdida irreparable, un profesional tiene que estar al margen de estas cosas, pero sobre todo, lo que no puede hacer es utilizar esos insultos para desviar la atención de los periodistas hacia la afición contraria y así librar a tus jugadores de la colleja dialéctica que se merecen por haberse dejado ganar un partido en 4 minutos por un rival que no había llegado a puerta casi en los otros 88.
Así, dándole carnaza a los periodistas valencianos, que tanto odian últimamente a nuestro Sevilla, los tuyos se fueron de rositas y encima eres un mártir.

Estas cosas hay que cuidarlas, Marcelino. Porque aparte de hacer sufrir a los tuyos, a tu familia, que me consta que alguno ha sufrido al verte sufrir a ti, pones a los pies de los caballos a una afición ya de por sí perseguida de manera injusta en la mayoría de los campos españoles. 

Una afición maravillosa, con un pequeño porcentaje de impresentable, como en todas partes, pero que por allá donde va en Europa demuestra su señorío y que tiene que aguantar por culpa de cosas así, las vejaciones de parte de las aficiones españolas.

La próxima vez te lo piensas.

lunes, 27 de octubre de 2014

Ay Unai Unai


El mejor comienzo de la historia, tras 9 jornadas, 7 victorias, un empate y solo una derrota, tiene que ser en gran parte mérito del entrenador.

Dudarlo o negarlo es no tener mucha idea de fútbol. 

Pero no es menos cierto que en estos nueve partidos de liga y tres de competición europea, ya hemos visto a Unai cometer TRES errores de bulto que nos han costado o nos pueden costar caro en el futuro. Pero que sobre todo dejan cierta desconfianza en el ambiente pese a todo lo bueno que se está haciendo.

La primera de ellas fue el cambio de sistema del día del Atleti. Nos sólo fue el cambiar de sistema y pasar a jugar con cinco, fue el demostrar que pese a ir por delante en la clasificación y estar haciéndolo bien, teníamos que modificar nuestro sistema para enfrentarnos a ellos.

La segunda fue el pasado jueves ante el Standard de Lieja, cuando colocó a Iborra como segunda punta. No es ya el hecho de colocar a un medio defensivo con poco o ninguna capacidad para crear juego como segundo punta, como mediapunta, sino todo lo que ello conlleva. Para empezar tuvo que dejar fuera a un jugador como Iago Aspas que está loco por tener minutos y que ha tenido pocos cuando solo teníamos a un delantero disponible y que ve que con la recuperación de Gameiro sus posibilidades de jugar se reducen. Y segundo, porque si colocas a un jugador alto de media punta porque piensas jugar al patadón y que éste prolongue, tiene algo de justificación, pero entonces, para qué sacas a un mediocentro de toque. Pero además, viendo que la cosa no funcionaba, mantuvo el sistema todo el partido y el resultado fue un empate ante un equipo inferior.

La última, de momento, fue este domingo. Salió con dos delanteros (algo que a mí me gusta pero que está claro que no le da resultado cuando lo utiliza), con los dos medio centros defensivos y con Deulofeu, que salvo las faltas, poco está haciendo, en lugar de Aleix Vidal que hasta la fecha ha demostrado muchas más cosas que el jugador cedido por el Barcelona, y con Denis Suárez a la izquierda.
Bien, la apuesta puede ser más o menos discutible, pero para eso esta el entrenador, para decidir. Pero sobre todo está para cambiar las cosas cuando no funcionan (no al revés como hace a menudo) y cualquiera que estuviera viendo el partido, veía que las cosas no funcionaban.
Y no funcionaban porque el equipo estaba partido en dos, porque Deulofeu no ayudaba en defensa ni aportaba en ataque y porque a los delanteros no le llegaban balones.
Los cambios eran claros, Aleix Vidal por Deulofeu y Banega por uno de los mediocentros. Y eso hizo, pero cuando íbamos perdiendo por 0-1 y cuando ya no daba tiempo de nada. Al final, con suerte o con lo que sea, remontamos el partido, pero eso no quita que por la mala gestión del entrenador podríamos haber perdido los puntos y no está disfrutando ahora mismo de un lugar privilegiado.

En definitiva, aunque tenemos que estar contentos y disfrutar del puesto que tenemos, que creo que es mas de lo que realmente la plantilla puede dar, y vuelvo a decir, que gran parte de culpa tiene que tener el entrenador, por la mala gestión que hace en determinados partidos, podemos tirar por tierra el gran trabajo que estamos realizando.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Otra Emerytada

La  Hay una máxima en el fútbol, como en la vida, que dice que si algo funciona bien, no tocarlo.

Llevábamos 5 partidos de liga, 4 victorias y 1 empate, jugando con un sistema de juego claro y con un equipo base. Además los supuestos suplentes, estaban teniendo cierta participación y el equipo funcionaba como un bloque.

Y llega un partido importante, ante el campeón de liga, venido a menos este año. A ese partido llegábamos por encima del Atleti y a velocidad de crucero. Pues llega Emery y se lo carga.

Desde que escuché la alineación empecé vislumbrar lo que al final pasó.

En todas partes dijeron que íbamos a jugar con cinco defensas, pero viendo el partido y pese a lo que siguen diciendo las crónicas, creo que realmente jugamos con un 1-4-1-4-1. Con Carri?o por delante de la defensa, sacrificando para ello al media punta organizador, a Denis Suárez.

Ya me parece penoso que un equipo modifique su sistema de juego en base al contrario. No me refiero a utilizar distintas variantes del sistema que sí es lógico, sino a cambiar totalmente el sistema y estilo de juego. Pero me parece peor si comete el mismo error que el año pasado y sale a jugar en El Calderón como el Atleti. 

Y al buen hombre, que por cierto gana una millonada por esto, se lo ocurre que necesita músculo en el centro del campo y quita a Carri?o de la defensa y lo pone por delante. De central izquierdo coloca a Kolo, que hasta la fecha no me está gustando mucho y quita al media punta.

El mensaje era claro, pelear al Atleti con sus propias armas, en vez de con las nuestras y dar por bueno el 0-0.

17 minutos le duró la estrategia del 0-0. El tiempo que tardó el Atleti en ponerse por delante en un fallo defensivo.

Y lo peor de todo, nos quedamos sin plan b, porque no había plan b.

Pudieron aprovecharse del desconcierto pero no lo hicieron y sorpresivamente aguantamos hasta casi el descanso, porque justo antes y a balón parado nos hicieron el segundo.

Yo pensé que nos venia bien, porque con el 1-0 hubiera seguido igual y entonces la derrota era segura, pero con el dos tendría que hacer cambios y quizás fuéramos capaces de remontar.

Y cambió, pero como hace siempre cromo por cromo. Con la salida de Banega es verdad que mejoró el control del balón pero como el sistema era el mismo tuvimos el mismo resultado.

De nuevo Emery que mete la pata en un partido importante. Siempre lo hace, el año pasado en este mismo escenario, en la vuelta de las semifinales ante el Valencia, por mucho que lo salvara M'Bia y en o tras muchas que no me acuerdo ahora.

Ya avisaban en Valenica. Por contra, sus equipos suelen estar arriba, porque en los partidos contra los inferiores no suele pinchar.

Solo llevamos 6 partidos de liga y estamos en el cuarto puesto, pero ya podemos tener una idea clara de lo que no espera esta temporada.

sábado, 27 de septiembre de 2014

La liga de más nivel de los últimos años

Veo este año mucho nivel arriba, no sé si más igualdad, porque eso se verá cuando avance la temporada, pero sí veo mucha fortaleza en varios equipos.
En principio Madrid y Barcelona se van a jugar la liga, ellos dos solos, porque el Atleti parece que ha bajado su nivel este año un poco y no siendo tan contundente como lo era el año pasado no puede competir por la liga.

 Y Valencia y Sevilla están este año muy fuertes aunque no creo que para competir por la liga, que necesita mucho más que fortaleza.

Así que los primeros cinco puestos parece que están claros salvo que alguno se desinfle.

A partir de ahí la cosa se iguala y hay varios equipos que pueden luchar por el último puesto de competición europea.

¿Será capaz el Atleti de repetir el nivel del año pasado?
¿Serán Valencia y/o Sevilla capaces de seguir el ritmo de Madrid y Barcelona?

De todos, el que parte parte para mí con algo de ventaja es el Valencia, que no juega competición europea y eso a la largo del campeonato liguero se va a notar.

En fin,  estamos solo al principio. Centrémonos en el partido de mañana.


jueves, 25 de septiembre de 2014

"Po" va a ser que no haya debate

Casi todos los años los periodistas de esta ciudad se empeñan en crear debates donde no los hay, especialmente en la portería.

Si hace unos años el debate fue entre Palop y Varas, algo increíble para mí, porque emulando a Jesus Alvarado, creo que Palop es mejor que Varas amarrado a un poste, después lo fue entre Palop y Diego López aunque pienso igual que con el anterior debate, este año lo han creado con Beto y Sergio Rico.

Resuelta que el Sevilla ficha a Barbosa con la intención (según el club) de buscarle competencia a Beto, aunque todo el que conoce a Barbosa sabe que no va a serlo de ninguna forma.

Y da la casualidad que en la primera jornada se lesiona Beto y dos partidos después Barbosa y tiene que debutar el chaval del filial, que hace tres buenos partidos, con alguna parada de mucho mérito.

Pero señores, el portero titular del Sevilla es Beto, porque se lo ha ganado, porque es mundialista y porque es el mejor de los tres. NO HAY DEBATE. Como bien ha dejado claro hoy Unai para los que pudieran tener alguna duda.

El debate, de haberlo, puede ser cuando se recupere Barbosa, porque éste no ha demostrado ser mejor que Sergio Rico ni tiene un currículum detrás que lo avale.

Ahí debe estar la mano del entrenador para tener a Barbosa como suplente y a Rico jugando en el filial y si Beto vuelve a lesionarse (que seguramente lo hará porque es de esos jugadores blanditos que se pierden bastantes partidos cada años) elegir para la portería al que mejor esté en ese momento o en el que mas confíe.

Eso sí, si se diera el caso y el elegido fuera Rico, Barbosa tendría contados los días en el Sevilla FC.

Pero venga, vamos a dejarnos de debates y a disfrutar de lo que tenemos,13 puntos de 15 posibles y en segundo puesto en liga, empatados a puntos con el líder.


En todo lo alto

Tras cinco jornada y con cuatro victorias y un empate, solo el Barcelona ha sido capaz de hacer los mismos puntos que el Sevilla FC, quedando a dos el Atleti y cuatro el R. Madrid.

Y todo ello jugando ya competición europea y haciendo muchos cambios en el once. Las rotaciones, esas que cuando se hacen y se gana se aplauden y que cuando se pierde se critican.

Seis jugadores de campo respecto al partido anterior. Siete hubo en el partido de europeo.

Si Unai Emery es capaz de tener enchufados a 18 jugadores toda la temporada, ésa puede se la clave del éxito.

Mucho me recuerda este Sevilla al de Juande Ramos. Esperemos que nos dé las mismas alegrías.

martes, 23 de septiembre de 2014

De nuevo recuerdos

El año pasado, tras caer eliminados por un segunda b vaticiné que se iba a repetir la historia de aquella maravillosa temporada del Centenario, en la que quedamos Campeones de la UEFA después de haber caído en primera ronda de la Copa del Rey ante el Cádiz.
La temporada me recordaba de alguna manera aquella y supongo que se unió a ello mis deseos de volver a sentir tanto alegría. Y pasó.

El caso es que este año, desde comienzos de la temporada pero sobre todo después del partido de ayer, tengo un presentimiento, que vamos a hacer una temporada parecida a la que hicimos aquel año después de nuestra primera UEFA, aunque en esta ocasión no ganáramos la Supercopa de Europa.

Y pienso así porque el equipo, después de mucho tiempo y pese a que creo que no se han cubierto las bajas de Fazio y Rakitic con jugadores del mismo nivel, me transmite.

Y me transmite porque pelea cada balón, porque sale rápido a la contra, porque ahoga al rival, porque tiene dos equipos muy similares, porque tiene hambre, ..., por muchas cosas.

Estoy ilusionado con este comienzo de temporada, por mucho que a los béticos recalcitrantes como Florencio Ordóñez le parezca que el Sevilla no ha hecho nada del otro mundo, porque ha ganado a tres rivales muy inferiores y ha empatado con el único rival de su nivel. En fin, qué se puede esperar de un resentido como él.

Es verdad, hemos empatado en casa con el Valencia y hemos ganado después al Español y Córdoba fuera y al Getafe en casa, equipos evidentemente inferiores, pero señor Florencio, las ligas, las clasificaciones a competiciones europeas, etc., se ganan o se pierden en estos campos, frente a estos rivales, y lo sabes. Como sabes que perdiendo en casa ante el Albacete no se sube.

En fin, que ahora, sin tiempo para saborear ese tercer puesto empatados con el Valencia  viene la Real Sociedad este miércoles.

Importante partido para ir al Calderón tres días después con los mismos dos puntos de ventaja que tenemos ahora, si es que el Atleti también gana en Almería.

Pero como decía Caparros, partido a partido.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Entre Fazio y Trochowski

El mundo del fútbol es un negocio. Es un deporte sí, pero se ha convertido en un negocio en el que lo único que vale, lo que prevalece sobre todo, es el dinero.

Por eso no entiendo la reacción de muchos sectores (parte de la afición, periodismo, etc) ante la rescisión unilateral del contrato del alemán por parte del Sevilla.

De modo, que cuando un futbolista hace buenos partidos y llaman a su puerta equipos que le pagan más, tenemos que ceder a las presiones y venderlo porque el futbolista quiere crecer (vamos, que crezca su cuenta corriente). Sin embargo cuando un futbolista no rinde lo esperado, por mala suerte, por baja forma, etc, entonces parece que el club esta obligado a cumplir su contrato.

Basta ya de tonterías. Cualquiera de nosotros, si no rendimos en nuestro trabajo, nos despiden. El Sevilla ha hecho eso, que es lo mismo, pero al revés que ha hecho Fazio con el Sevilla.

No conozco, desde luego, lo que ha habido de puertas para adentro, ni cómo ha sido la negociación, si es que la habido. Desde luego, me gustaría que mi club haya hecho las cosas de forma correcta, es decir, que haya avisado  con tiempo al jugador a lema de que no contaba con él, para que se hubiera buscado otras alternativas, hubiera aceptado ofertas, si es que llegaron, etc. Pero desde luego, lo único que valoraré, si alguna vez conozco, son las formas, porque el fondo, me parece perfecto. Es fútbol es un negocio y los jugadores, aunque personas, mercancías. Ellos son los primeros que lo han querido así, con esos contratos millonarios que firman, los derechos de imagen, etc. Y ellos son los primeros que no respetan un contrato en cuanto llama otro equipo más poderoso a su puerta. ¿Por qué habrían de respetarlo los clubes?

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Otro panfleto deportivo

Pensaba que con As y Marca y algo menos con Sport, teníamos suficientes panfletos deportivos en España, pero no, existe otro más, Superdeporte, un periódico ultra valencianista, al más fétido estilo nacional madridista.

Este periódico, por llamarlo de alguna manera, publica cosas del estilo: "Golazo al Sevilla" por la compra de Álvaro Negredo o "M'Bia tras ser rechazado por el Valencia vuelve a Sevilla" y M'Bia no da la talla para el Valencia"

Cuando uno lee semejantes paparruchadas no puede hacer más que reírse del que las escribe.

El Sevilla,a gracias a Dios porque a mí nunca me gustó, no tiene nada que ver con  Negredo desde el año pasado. El Valencia ha comprado un futbolista que se ha devaluado un poco en Inglaterra por casi diez millones más de lo que el club inglés pagó al Sevilla, así que sí hablamos de goles, es el Ccity el que le ha colado un golazo al Valencia por toda la escuadra.

Y de M'Bia qué decir, desconozco si el Valencia ha ido realmente el jugador y los motivos por los que si así ha sido no ha fichado, pero lo que es de traca es decir que el futbolista no da la talla para jugar en el Valencia, el mismo futbolista que le metió dos goles en las semifinales de la UEFA y los dejó con la miel turinesa en los labios, la misma que aún estamos saboreando.

De todas formas, comprendo la inquina hacia el Sevilla. Ya se lo digo a mis amigos béticos que presumen de lo querido que es el Betis. Los poresitos se quieren en todas partes, pero cuando tú le ganas finales o semifinales nacionales y europeas a equipos como el Madrid, el Barsa, el Valencia, el Atleti, el Getafe, el Osasuna o el Español, no tienes más remedio que ser uno de los equipos más odiados de España.

Y supongo que en Valencia, después de años queriendo crear una rivalidad y una competencia con el Madrid y no lograrla porque la diferencia entre ambos es abismal, están buscando se intentando crear esa competencia con otro equipo de características parecidas, que encima en los últimos años le está quitando el protagonismo en Enpaña y en Europa como tercera o cuarta apetencia española.

Yo no quiero esa enemistad. Nada me une a Valencia ni me desune, salvo el hecho de ser una ciudad de mi país.

El fútbol debe en siempre una fiesta, en la que haya competencia, pero nunca violencia y creo que se está fomentando una enemistad de la que podemos arrepentirnos pronto.

Valencia y Sevilla deben luchar en los terrenos de juego y fuera de ellos unirse contra los dos mastodontes para que la liga sea más justa y algún día nuestras luchas sean por ganar la liga.