viernes, 27 de febrero de 2015

Y dicen que es sevillista

Pues si lo es lo disimula muy bien. Me refiero a Chazarri, periodista de muchodeporte.com y colaborador de Libre y Directo de la Cadena Ser.

Es cierto que el Borussia fue mejor en la primera parte del partido de ida, en la segunda creo que no.

Y es cierto que ayer dominó al Sevilla durante todo el partido y lo mantuvo encerrado. Aunque yo pienso que esta vez fue queriendo. Sí, muy arriesgado y en contra de mi idea de fútbol, pero salió bien.

El Sevilla le dio el balón a los alemanes, que la tocan mucho y bien, pero que no son buenos en la definición.

Y sacó a cos flechas por banda para sacar partido a los huecos que iban a dejar.

Resultado, victoria por 2-3. No es fácil ganarle al Borussia dos partidos seguidos, así que hijo mío, algo habremos hecho bien.

Decir que los alemanes nos dieron ayer un señor baño o que el Sevilla pasó la eliminatoria pese a la pequeñez de su juego, denota una inquina fuera de lo normal, y más si de verdad es sevillista.

En estos dos partidos hemos demostrado nuestro poderío cuando suena el himno de la Europe League, hemos demostrado nuestro gen ganador, hemos demostrado que somos aspirantes nuevamente al título, aspirantes, no digo favoritos.

Y Unai, tan críticaco por mí y pese a que no me guste el planteamiento, creo que en ambos partidos acierta con los cambios y le da la vuelta a los partidos.

Europa es nuestro sueño y hemos dado un paso más hacia Varsovia.

lunes, 23 de febrero de 2015

¿Dónde está Cala?

Hay cosas del fútbol que no logro entender.
De la cantera sevillista salió hace algunos años Cala. Un futbolista que nunca llegaríamos a vender por una millonada, ni que tampoco sería titular en un Sevilla FC con objetivos de Champions o títulos, pero que al menos, podría ser el tercer o cuarto central de la plantilla sin muchos problemas.

Entiendo que se marchara después de su primera etapa sevillista, buscando minutos, buscando una titularidad que aquí no tenía. Pero no entiendo que se marchara en su segunda etapa, porque supongo que vino sabiendo a qué venía.

Lo que no puedo entender es que el club lo deje marchar el año pasado para traer a dos futbolistas como Kolo y Arribas. Si estos dos son el tercer y cuarto central de la plantilla, desconozco en qué orden, Cala podría ser perfectamente el tercero.

Kolo es realmente un lateral que no mejora ni a Tremoulinas ni a Fernando Navarro y que por fuerza queremos hacer central. En ese puesto además de tener carencias es un manojo de nervios.

Arribas ha ido de más a muchísimo menos y hoy por hoy parece no saber ni dónde está de pie.

Que nos metiera 4 la Real jugando ambos de titular habla a las claras del nivelito.

¿Acaso no podríamos habernos quedado con Cala? El fútbol es inexplicable.

jueves, 5 de febrero de 2015

Se nos fue una gran oportunidad

Por todo, porque el Sevilla FC lo hizo bien, pese a que no estoy de acuerdo con Emeri, como casi siempre.

Porque el fue partido raro, con lesionados desde el primer momento y en río revuelto es más fácil pescar.

Porque tuvimos claras ocasiones de haber marcado y se falló.

Ayer, por todo esto, se nos quedó a todos la sensación de que había sido la noche propicia para haber dado el zarpazo en la guarida madridista.

Pero no pudo ser. Tres ocasiones claras tuvimos en la primera parte y no hicimos gol y ellos dos y las metieron.
Partido totalmente controlado en lo relativo al juego, pero nos vamos al descanso con 2-0.

El planteamiento me gustó, pero no la disposición de algunos jugadores como Iborra. Además, yo hubiera dado la camiseta de titular a Aleix Vidal. Que cada día me gusta mas y que creo que hace mucho más méritos que Deulofeu para serlo.

Pero aún así, pudimos irnos al descanso por delante en el marcador y sin haber pasado agobios salvo por las dos jugadas aisladas de los goles.

En la segunda parte, sin embargo, el Sevilla bajó  el nivel y el fue el Madrid el que tuvo las mejores ocasiones.

Y entonces fue cuando Unai hizo una de las suyas. Minuto 24, perdiendo 2-0 y veo que va a salir Aspas, por fin. Cuando vi el cartel que indicaba el 9 por el 14 no podía salir de mi estupor.¿ Emery, delantero por delantero hijo?. 

Es verdad que cuando se lesionó Sergio Ramos y vi la defensa que tenía el Madrid, un entrenador valiente hubiera quitada a Iborra por Aspas, pero lo que es inconcebible es que no lo hiciera el minuto 24 de la segunda parte con 2-0.

Después de lo que hizo en el partido de copa, de darle más  importancia al partido de Valencia (recordemos, su ex-equipo) y de lo de ayer, de no ir al partido de manera descarada pese al 2-0, solo me queda que pensar que piensa más en sí mismo que en el Sevilla FC. Para él era más importante una victoria en Valencia que en la copa y más importante no ser goleado en Madrid que un empate.

Derrota que no tiene consecuencias en la clasificación, que de alguna forma ha reforzado al equipo que fue capaz de competir con el Madrid, pero que a los aficionados nos dejó la sensación de que podíamos haber dado el campanazo.


martes, 3 de febrero de 2015

Si ganásemos en Madrid

Lo principal es que tras 21 partidos jugados, sacaríamos 4 puntos al Valencia, habiéndonos enfrentado a ellos ya en los dos partidos de la temporada y con un balance negativo, ellos 4 puntos por 1 solo de nosotros. Este dato tiene también otra lectura, en los otros 19 partidos habríamos hecho  7 puntos más que ellos, algo más que destacable y que dice mucho de este equipo.

Alejaríamos a los rivales que no cuentan, en principio, para la Champions, pero que están peleando por entrar en Europa. El Villarreal sea quedaría a 7 puntos y el Málaga a 10.

Y también apretaríamos la cosa por arriba, ya que el Atleti se quedaría solo a 2 puntos, teniendo que visitar aun nuestro estadio y los dos mastodontes del fútbol español estarían a 5 y 6 puntos de diferencia pasado ya el ecuador de la temporada.

Pero sobre todo, el entrenador y el equipo darían un golpe encima de la mesa y taparían la boca de todos aquellos, entre los que me incluyo, que dicen que el Sevilla de Emery siempre pierde con los grandes, que no compite, que no da la talla.

Y es que hasta la fecha es verdad, o al menos, casi siempre. Este mismo año, hemos caído goleado ante Barcelona y Atleti y solo hemos sacado un punto ante el Valencia en dos partidos.

Pero lo peor, recuerdo que no soy resultadista y mi opinión la doy igual sea cual sea el resultado de los partidos, es la imagen que dio el equipo en aquellos dos partidos ante catalanes y madrileños.

Ganar en Madrid es muy complicado, mucho. Algo menos no jugando el figurita, pero muy difícil en cualquier caso. Pero refleje el marcador lo que refleje, yo le pido a mis futbolistas que compitan, que se dejen la piel en el campo, que corran mucho más que los rivales, que los Bale, Benzema, etc., le cojan asco al partido cuando llevemos cinco minutos jugados. Solo así, tendremos alguna posibilidad. Solo así y si Emery no hace ninguna de las suyas y simplemente pone a los mejores y en el sitio donde juegan mejor.

Si no podemos ganar, pero conseguimos un empate, también será un buen resultado aunque no nos despeguemos tanto de los rivales.

Y si perdemos, al menos, tendremos la tranquilidad que solo tres equipos estarán por delante nuestra tras 21 jornadas disputadas.


domingo, 1 de febrero de 2015

Una tarde especial

Cuando recibí el correo de Serafín Fuerte preguntándome si quería participar en el programa de Sevilla FC Radio La Red Blanca y Roja, no podía imaginar que pasaría una tarde tan especial.

Le dije que sí, pero que por problemas de salud lo dejáramos para finales de enero y ayer fue el día.

La noche anterior, después de la inexperada, para mí, eliminación de la Copa del Rey, le eché un vistazo al blog, en el que últimamente entro poco, para recordar algunos post, ver algunas estadísticas.

Camino del Ramón Sánchez-Pizjuán empecé a ponerme nervioso. Nunca había estado en la radio y hablar en público nunca se me había dado muy bien.

Desde el momento que llegaron Maite, Serafín y José Ramón me di cuenta que iba a pasar una tarde entre amigos sevillistas charlando de mis dos pasiones, el fútbol y el Sevilla FC.

Vivir un programa en directo desde dentro ha sido una experiencia maravillosa y os doy las gracias a los tres.

En el siguiente enlace podéis ver las fotos y escuchar y descargar el audio del programa.

https://lrbyr.wordpress.com/2015/01/30/podcast-del-programa-184/



viernes, 23 de enero de 2015

Unay tira la Copa...Bacca nos mantiene vivos

Se irá del Sevilla FC y no habré logrado entender las cosas que hace.

Salir a jugar unos cuartos de final de copa, por mucho que tengamos un importantísimo partido el fin de semana, con el equipo que ha salido es tirar la Competición.

Lo de Iborra-Coke en el medio es para suspenderlo de empleo y sueldo durante unos meses.

En definitiva, partido nefasto con un claro culpable pero que al final se ha maquillado con el gol de Bacca.

Pese a Emery se seguimos vivos aunque sea complicado.

90 minutos para volver a repetir otra de esas noches de gloria en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

miércoles, 21 de enero de 2015

De notable alto

Se ha acabado la primera vuelta de la liga, salvo por el partido entre R. Madrid y nuestro Sevilla FC aplazado por el dichoso mundialito de clubes y es el momento de hacer balance, porque pase lo que pase en ese partido, el Sevilla FC ha hecho ya la mejor primera vuelta de su historia y va a acabar en puestos de liga de campeones, el deseo más que el objetivo de esta temporada.

Por tanto, en estos momentos y a falta de diputarse ese partido, estamos cuartos a seis puntos del Real Madrid, a cinco del Barcelona y a dos del actual campeón, el Atleti. Que dependiendo del resultado puede que se nos escape el Madrid o que incluso superemos al Atleti.

Por detrás, Valencia está a uno pero pueden ser cuatro, Villarreal a cuatro y fuera ya de competición europea (a priori) el Málaga a ocho.

Con estos números y vivos en las otras dos competiciones (con un camino bastante asequible en la Copa hasta la final) no podemos valorar lo que llevamos de temporada con menos de un notable alto.

Solo tenemos que compararnos con Atleti y Valencia, los dos equipos que para mí juegan en nuestra liga, pese a que uno sea el actual campeón y ambos tengan mucho más presupuesto que nosotros, para estar de acuerdo.

El Atleti del que todo el mundo habla maravillas solo nos saca dos puntos y tienen un partido más, si bien, siguen adelante en Champions y copa habiendo incluso eliminado al Real Madrid.

El Valencia, por el contrario, está un punto por debajo con un partido más, sin jugar competición europea y habiendo sido eliminado ya en la copa.

Notable alto, que no es sobresaliente por dos motivos:

- el primero el fútbol tan insulso que realiza el equipo jugando incluso contra equipos claramente inferiores, a los que solo gana en una acción individual de calidad o en una jugada a balón parado, cuando debía ganar con solvencia y haciendo buen fútbol.

- la mala imagen que hemos dado en partidos ante equipos en principio superiores o de nuestro nivel. Caso del día del Villarreal en casa aunque ganáramos y por supuesto las derrotas ante Atleti y Barcelona.

Quitando estos dos peros, la temporada está siendo magnífica y, sobre todo, ilusionante.



viernes, 19 de diciembre de 2014

Se fue el 2014

El otro día frente al Eibar se acabó el 2014 para los que sentimos en sevillista.

Se acabó quizás como ha sido todo el año, una sensación agridulce, un quiero pero no puedo, un estoy a punto pero no.

Si hubiéramos ganado al Eibar hubiéramos llegado cuartos al final del año pero al empatar dependemos del Valencia para ello. Una pena.

Pero un año en el que ganamos un título europeo no puede ser otra cosa que fantástico.

Hemos ganado títulos europeos en 2006 (UEFA y Supercopa de Europa), 2007 (UEFA) y 2014 (Europe League). Solo tres años de nuestros 109 de historia, por lo que independientemente de todo lo demás, hay que darle al año un sobresaliente.

Si además de eso, vemos que a lo largo del año hemos ido mejorando en la clasificación en liga, desde los puestos bajos que ocupábamos a primeros de años al cuarto puesto que ocupamos hoy, debemos estar también satisfechos.

Igualmente en la copa, el años pasado caímos en primera ronda ante un segunda b y este año hemos pasado por encima de un equipo de la categoría inmediatamente inferior a la nuestra.

Además, al menos desde mi punto de vista, pese a la marcha de jugadores como Rakitic y Fazio, hemos mejorado la plantilla durante el año.

Sí, 2014 ha sido un gran año.

¿Entonces por qué esta sensación? 

viernes, 5 de diciembre de 2014

Tarde y mal

No sé el tiempo que hace ni las veces que he criticado en este blog lo que para mí es la escoria del fútbol. Sería suficiente con dar una vuelta por los post de años anteriores y saldrían bastantes.

Pero como este país es como es, las medidas solo se toman cuando ocurre una desgracia.

Ahora todos los mandatarios de los equipos de fútbol se echan las manos a la cabeza y empiezan a hacer declaraciones del tipo, los violentos no tienen cabida en nuestro estadio, vamos a erradicar a los ultras, etc.

Señores, los ultras llevan años instalados en el fútbol. Llevan años utilizando el fútbol para llevar a cabo todo tipo de actos violentos, tanto físicos como dialécticos.

Años en los que no se puede acompañar a tu equipo sin tener miedo a recibir una paliza o algo peor.

Años en los que acudir a un estadio significa tener que aguantar insultos tras insultos. Porque un partido se para si a un jugador negro le llaman mono o se hace de manera ostensible desde la grada el gesto del mono cuando el jugador se acerca a la banda. Pero si se insulta de manera grave a la madre del portero o a la afición contraria (no hace falta repetir los cánticos que se escuchan en todos los campos), no pasa nada.

Yo estoy en contra de todo tipo de violencia. De la física, por supuesto, pero también de la verbal.

El fútbol es un juego, una fiesta. Al fútbol hay que ir a disfrutar de un espectáculo con tus amigos, con tus hijos, con la gente que quieres y compartir un sentimiento.

En el fútbol no hay por qué tener miedo a llevar una camiseta determinada y encontrarte con un grupo de descerebrados que te fastidien el día o algo más. En el fútbol no tengo por qué aguantar que me llamen yonki, gitano o cosas peores solo por ser sevillista o sevillano.

Es cierto, que el fútbol es un reflejo de la sociedad y que no podemos pretender tampoco una situación idílica que no se da en las calles, ni en los colegios, pero la situación actual era insostenible.

Pero lo que me fastidia es que haya tenido que haber una muerte para que se le meta mano de verdad. Y me fastidian las declaraciones de los dirigentes sobre la mano dura que van a ejercer cuando llevan años permitiendo e incluso facilitando a los ultras que actúen en los estadios propios y visitantes (regalando entradas, financiando desplazamientos, dejándoles cuartos dentro del estadio, etc.)

Tal como está la vida, las entradas a los partidos tendrían que ser nominativas y al venderse debería haber una posibilidad de saber si la persona que compra tiene antecedentes policiales por haber participado en actos violentos y en ese caso, no poder venderse la entrada. No sé si esta idea es legal o si hay medios para llevarla a cabo, pero es la única forma.

Y los carnés de socio igual.


Solo así, se puede echar a los violentos. Y digo violentos, porque estoy seguro que en los grupos llamados ultras (aunque a mí no me gusta llamarlos así), estoy convencido que hay personas normales que disfrutan del fútbol y que nos hacen disfrutar a todos. Y esas personas, que deberían lo primero de alejarse del concepto ultra o radical, deberían echar de sus peñas a los violentos.

Entre todos puede que salvemos el fútbol. Ojalá.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Malditos seáis

No puedo contener la rabia, el asco, malditos seáis todos los que utilizando el fútbol como una excusa, como tapadera, como escudo, dais rienda a vuestra maldad y no solo os matáis entre vosotros, sino que mancilláis el nombre de nuestros equipos, de nuestra pasión.

Malditos ultras, nos estáis echando del fútbol, a nosotros, los aficionados de verdad, los que sufrimos de verdad con nuestro equipo. Los que lloramos de alegría en las victorias y los que nos vamos a dormir tristes con las derrotas.

Amo el fútbol. Desde que tenía 8 años voy con mi padre de la mano a ver a mi Sevilla FC. Y ahora, con 41, sueño con llevar a mis hijas de la misma forma.

He llorado por derrotas, he llorados por victorias, la ultima vez en Turín. Pero jamás se me ha ocurrido pegarme con nadie por ser de otro equipo.

Me encantaría ver el Ramón Sánchez-Pizjuan cada domingo con aficionados del equipo rival por las calles, luciendo sus camisetas y su bufandas, intercambiando saludos con la afición sevillista. Dejando dinero en los bares, en las tiendas de mi ciudad y disfrutando del fútbol.

Incluido el Betis, al que deportivamente le deseo lo peor siempre. Todos tenemos algun amigo, algún familiar bético, con el que hemos jugado cuando éramos chicos con nuestras camisetas rivales y jamás hemos discutido siquiera.

Por eso no puedo entender lo que veo, lo que cuentan. De verdad un hombre de mi edad, más o menos, con hijos y esposa, que su único pensamiento debe ser luchar por darle de comer a su familia, y disfrutar de su pasión que será el fútbol, o quiero creerlo, puede quedar por whassap para una batalla campal contra los ultras de otros equipos?. No puedo creerlo. No puedo creerlo.

Hasta cuándo vamos a tener que aguantar que los ultras mancillen el nombre del deporte que amamos?

Hasta cuándo vamos a tener que pasar miedo cuando vayamos a otros campos por culpa de estos energúmenos?

No nos engañemos, son todos iguales, de ultra izquierda o ultra derecha. Es lo mismo. Escoria.

Hasta que no los echemos del fútbol, como en su día hizo el Barcelona, no vamos a estar tranquilos.

Y ojo, que esto solo es el principio, habrá más batallas, ahora con al excusa de la de la venganza, ultras de las distintas ideologías se unirán para seguir machacando el nombre del fútbol y a cualquiera que cojan por medio.

No quiero olvidarme de los medios de comunicación madrileños. Quiero mostrar mi repulsa y mi asco por cómo están tratando este asunto, por cómo cuentan a medias la verdad. Por cómo quieren justificar lo injustificable para limpiar el nombre de su ciudad y sus equipos.

Casi no nombran al Frente Atlético, los llama radicales, pero bien que nombra a los Riazor Blues y a los ultras del Rayo y Alcorcón que supuestamente ayudaron. Y muestran otras batallas de los gallegos, pero nada de los madrileños. Eso sí, sacan una y otra vez la imagen del aficionado que les regala una bufanda.

Qué asco de centralismo. Vosotros también sois culpables de este sinsentido.